domingo, 1 de noviembre de 2015

Gestos que abren las puertas del cielo

Para abrir una carta de agradecimiento, simplemente podríamos enumerar una gran lista de personas que ha hecho posible la consecución de los actos que hemos tenido a bien disfrutar y sentir durante el mes de octubre, y con eso todos contentos.



Pero ¿seríamos capaces de escribir en una carta y con palabras, lo agradecidos que estamos por el mes de octubre que hemos pasado?

Una vivencia profunda como ha sido el mes de octubre, se queda anidada en lo más hondo de nuestros corazones, para durante nuestra vida, poder servir de rescoldo, cuando las desavenencia nos invadan y nos cubran de nubes nuestros designios y propósitos.

Fe y camino, unidos por gestos que hicieron que en Valencina de la Concepción, se abrieran por un día, las puertas del cielo.



Alejados de todo artificio, los devotos y mensajeros del amor hacia su Virgen de la Estrella y su Cristo de Torrijos, hicieron que luciera el sol en las retinas de todo aquel que, durante el mes de octubre, subiera al Aljarafe, buscando ese resplandor que hace especial esta bendita tierra mariana.



Volver a recordar a los que iniciaron este camino, nos engrandece más aún, porque con ello aportamos, ese valor incalculable en el que se sostiene nuestra fe y nuestra devoción arraigada, segura, y sincera.
Detalles que se hicieron más palpable el segundo domingo de octubre, donde la verdad se arremolinaba en cada detalle que veías pasar delante de tus ojos ante lo vertiginoso y a la vez tranquilo desfilar de propósitos, desde la Misa de Alba hasta la recogida de la Virgen de la Estrella en la Iglesia Parroquial, pasando por ese dédalo de pensamientos, agradecimientos y peticiones, en la capilla de Torrijos.


Momentos y detalles que hacen cada vez más grande nuestra Romería y nuestra devoción, momentos que no todo el mundo pudo ver pero que seguro, lo sintió.


Por eso y por tantos gestos humanos y desprendidos, la Junta de Gobierno hace pública estas palabras que salen de los gestos que, a cada paso que dais, vais derramando para engrandecer el sentir de esta bendita Tierra Mariana de Valencina de la Concepción.



















La Junta de Gobierno